la supermanzana

manzana   Ni es una fruta ni tampoco un producto electrónico.

La supermanzana es un modelo urbanístico desarrollado por la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona. Consiste básicamente en la reducción del tránsito de coches a favor del tránsito peatonal en el área urbano.
¿Sabías que en Epaña el número de muertes prematuras relacionadas con la calidad del aire se estima en unos 20.000 al año – ¡12 veces más que las muertes por accidentes de tráfico!?
Con una reorganización de la movilidad, no sólo la calidad de aire sino también la calidad de vida puede mejorar considerablemente. El truco, según BCNecología, estaría en el acortamiento de las distancias que tenemos que recorrer, y por tanto en la autosuficiencia de los barrios.
Veamos el esquema:

supermanzana

Para saber más sobre los proyectos de BCNecología, haz clic en este enlace.

En este contexto, el premio European Green Capital fue creado para fomentar y premiar los esfuerzos de las ciudades para volverse más sostenibles.
Los parámetros que cumplir abarcan los siguientes campos:
cambio clmático: mitigación y adaptación
transporte local
areas verdes urbanas e incorporación de usos sostenibles del terreno
naturaleza y biodiversidad
calidad de aire
contaminación acústica
reducción y gestión de residuos
administración de agua potable
tratamiento de aguas residuales
innovación ecológica y empleo sostenible
rendimiento energético
gestión del medio ambiente

Fuente: La Ciudad como Ecosistema, organizado por ROCA y ASA
poniente: Cynthia Echave (Arquitecta, Coordinadora del área de urbanismo y espacio urbano de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona)

Anuncios

pobreza energética

Lo que pretende ser esta entrada, como todas en este blog, es un pequeño apunte personal sobre un tema. La fuente de información, en este caso, es la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), una de los ponentes en una reciente Jornada sobre Sostenibilidad, Eficiencia Energética y Biohabitabilidad (SEEB) aquí en Madrid.

pobreza energetica_fuente PUBLICO

La pobreza energética es básicamente el resultante de tres factores: la renta por unidad familiar, el precio de la energía y la calidad energética de la vivienda.
Se supone que el gasto en energía no debería superar el 10% de la renta familiar. Este porcentaje ha sufrido un incremento importante en los últimos años, como consecuencia tanto de la subida del coste de la energía como de la bajada de ingresos en muchos hogares.
España es el 4º pais de la Unión Europea en pobreza energética, con más de 4Mio. de habitantes, o sea una décima parte de su población, sufriendo este fenómeno.
La O.N.U. estima que en nuestro país hasta 10.000 muertes prematuras al año se deben a las condiciones de vida inadecuadas resultantes de la falta de suministro energético. La exposición del ser humano a largo plazo a temperaturas inadecuadas (la O.M.S. define como temperaturas adecuadas 18 a 20º C en invierno y 25º C en verano) sumado a una dieta insuficiente causa daños graves no sólo en la salud física sino también se relaciona con depresión y trastornos mentales. Hay que tener en cuenta que donde no hay recursos para calefactar, probablemente tampoco los haya para cocinar ni para iluminación.

Dicho esto, vuelvo al punto de partida de este apunte: el rol de la arquitectura en el contexto social. Creo que con estos datos queda claro que la sostenibilidad no sólo es un tema relacionado con el medio ambiente. Es también una cuestión social, y no lo es a largo plazo sino muy, muy inmediato. Porque de los tres factores que determinan el acceso del individuo a una situación energética confortable, uno está en nuestras manos.

Adjunto un artículo sobre la desigualdad en España, que entre otras cosas explica el coeficiente Gini para medir la desigualdad en la distribución de la renta, y otro sobre el filósofo y sociólogo francés Bruno Latour sobre sociedad, política y medio ambiente.


Lost in Plaza Castilla

kiosco tetuan

El “Kiosco de Reunión” o “Espacio Gourmet” es un intento de llevar la vida del barrio de Tetuán a la deshumanizada y desértica Plaza Castilla.
“¿Por qué no contemporaneizar los procesos que vemos día a día y construir un lugar de encuentro en una plaza donde no hay vida y sólo transito, donde nadie se para porque no hay sombras y está deshumanizada? ¿Qué ocurre si llevamos al kiosco la alegría de los corillos que se forman en las calles de Tetuán en verano donde los vecinos sacan sus sillas para charlas o ver la TV?”
se preguntaban los arquitectos.

Con su forma de casita de obrero, el kiosco defiende valientemente su posición en una esquina de la acera de la plaza. Pretende ofrecer “espacio familiar”, “espacio social” y “espacio musical” e invitar a los transeúntes a “fotografiar”, “ligar”, “jugar”, “bailar” y animarse en general. Con un sistema constructivo “rápido, económico, tecnificado” se ha tratado de poner un ejemplo de arquitectura sostenible.

kiosco tetuan img

Una intervención demasiado tímida, demasiado ambiciosa y demasiado teórica, pienso yo. Si bien es verdad que a veces la inserción de una única célula puede dar un impulso fuerte, en general el urbanismo tiene una dinámica muy compleja que no se modifica con la aparición de un elemento arquitectónico que, además, se parece más a un bar vanguardista que a un espacio socio-cultural. Probablemente, el “Kiosco” quedará como un O.V.N.I. más, perdido en Plaza Castilla….

ir a artículo en Plataforma Arquitectura
ir a video en Vimeo

Arquitectos: Losada García arquitectos
Ubicación: Plaza Castilla, Madrid, España
Área: 105 mt2
Año: 2013
Fotografías: Alfonso Herranz


el refugiado, un cliente más

524c5ed9e8e44eff0200043d_por-qu-los-campos-de-refugiados-necesitan-arquitectos-y-ahora-m-s-que-nunca-_wikimediacommonspaptentcity-1000x666

Plataforma arquitectura publica un artículo con el título: Por qué los campos de refugiados necesitan arquitectos (y ahora más que nunca)

Un título que choca. ¿Acaso hemos aceptado la triste realidad de millones de refugiados, sea por razones políticas o desastres naturales, como parte de la economía mundial? ¿Vamos a tratar de controlar un problema en lugar de luchar por erradicar sus orígenes?

“El promedio en vida en un campamento varía entre los siete y diecisiete años, llegando incluso a durar más que eso”, dice. Esto es el dato sobre el que hay que trabajar. ¡No se trata de conseguir que esos 17 años se pasen más cómodos, sino de reducir drásticamente ese número!

Sin embargo, el artículo deja claro que el planteamiento está totalmente justificado: ¡Por supuesto que los campos necesitan arquitecto, tal vez más que cualquier otra obra! Necesitan planificación, necesitan experiencia, creatividad e innovación. Necesitan profesionales. “Se trata de un campo de cultivo de enfermedades y violentos delitos, y a medida que los campamentos se hacen más grandes y antiguos, las denuncias de violencia contra mujeres aumenta desproporcionadamente,” dice el artículo. “Si hay alguien calificado para considerar a largo plazo la reconstrucción, en situaciones posteriores a un desastre, es un arquitecto. Y si hay alguien con la obligación moral de proporcionar un refugio seguro, accesible y sustentable, son sin duda los arquitectos.”

Es un reto.

 


¿puede gran donut hacer feliz?

auditorio inflable

ARK NOVA  es una iniciativa que lleva la música a las zonas afectadas por el tsunami de 2.011.
Una estructura de auditorio móvil e inflable, diseñada por el escultor inglés Anish Kapoor y el arquitecto japonés Arata Isozaki, estará viajando del 27 de septiembre al 14 de octubre para reunir y dar ánimo a las víctimas y “llenar de música los vientos que viajan por los océanos de Matsushima”.

ver también designboom


teatro POP-UP para 100 personas

5214725de8e44ebed300006a_la-casa-abierta-de-una-casa-a-un-teatro-en-90-minutos_oh01-528x396

“Open House” es la última invención del artista Matthew Mazzotta: una casa compacta, que se transforma en un teatro al aire libre con capacidad para casi 100 personas.
(plataforma arquitectura – ver articulo)

Artist Matthew Mazzotta, the Coleman Center for the Arts, and the people of York Alabama have teamed up to work together and transform a blighted property in York’s downtown into a new public art project this is in the shape of a house, but can physically transform into a 100 seat open air theater, free for the public.
(watch video on vimeo)


do the bamboo

l2_v342863_958_992_700-13

Three years ago, Andres Lepik, today director of the architectural museum at Munich Technical University, began to investigate the output of architects who do not produce signature architecture and whose work does not feature in glossy magazines or at cocktail parties. Now he has brought his exhibition “Small Scale, Big Change”, which he originally curated for the New York Museum of Modern Art (MoMA) in 2010, to Germany and transformed it to suit European taste buds by shining a light predominantly on German architects. Lepik’s main interest is in the social mission of architecture within the world’s global network. He teamed up with Peter Cachola Schmal, Director of the DAM, and Dietmar Steiner, Director of Architekturzentrum Wien, to host an international symposium to explore additional aspects on the subject. In his efforts, Lepik seeks to achieve a paradigm shift, to spark a new debate. Expectations are high and the bottom line is: away from celebrity architecture and towards embracing social responsibility and sustainability.